El perfil del nuevo abogado

El perfil del nuevo abogado

En los países desarrollados y en cualquier parte del mundo, las firmas al momento de contratar un abogado dieron un giro de 360º. Antes era suficiente que el abogado tuviera regios conocimiento y manejo de las leyes, que fueron y excelente litigante.

Pero resulta que al explotar en el 2006 la crisis mundial, y   surgir un nuevo modelo productivo, todo el esquema de propuesta tuvo que revisarse porque surgió un nuevo tipo de cliente experto en compro que es sumamente exigente porque esta súper informado y es tentado y acosado por todo tipo de oferta.

Por la excelencia en la investigación del nuevo perfil del abogado que se busca hoy en día llevado a cabo por los ilustre catedráticos Españoles, señores Sandra Enzler y Eugenia Navarro, los resultados de sus conclusiones:

  1. La excelencia técnica y la formación meramente jurídica ya no aportan un valor diferencial, son necesarias, es algo que se da por hecho que hay que tener, pero no suman, ni tienen el peso que tenían para la abogacía tradicional.
  2. Un buen perfil competencial se convierte en el aspecto clave para convertirse en un profesional de referencia. Asimismo la capacidad de generar negocio adquiere una importancia muy superior a la que tenía hasta el momento.
  3. Un 74% de los encuestados no contratarían a un profesional que solo aportara sólidos conocimientos jurídicos.
  4. Contratarían en un 79% de los casos a un profesional que aportara clientes y generara facturación.
  5. Contratarían en un 94% a aquel que tuviera un buen perfil competencial.
  6. Los empleadores priorizan el perfil competencial y comercial, la motivación y los idiomas frente a los conocimientos.
  7. Las 3 competencias más requeridas son: trabajo en equipo, liderazgo y comunicación.
  8. Un 70% de los encuestados considera necesaria la formación complementaria en conocimientos económicos-financieros y empresariales. Estrategia, finanzas y macroeconomía son las áreas más destacadas.
  9. Es absolutamente indispensable el dominio del inglés.
  10. Las principales dificultades se encuentran en la falta de competencias más que en la falta de conocimientos. Aquellas que presentan más dificultades son la gestión de conflictos y la resolución de problemas.
  11. Se pide a las universidades que refuercen el desarrollo de competencias, los conocimientos económicos financieros, el enfoque práctico, la gestión de conflictos y los idiomas. Y,
  12. El jurista debe ser capaz de participar en el liderazgo y en la estrategia de las organizaciones en la que presten sus servicios y actuar con valores.

Y tú, qué opinas, conoces otras características para el nuevo profesional del derecho?

Publicar un comentario